Clases Particulares Online

9 tips para reconocer tus emociones negativas y transformarlas en positivas

Actualizado: hace 14 minutos

Comenzando por lo más básico, hay tener en claro que eres un Ser Humano, por tal motivo, las emociones serán parte de tu día a día. No importa si son positivas o negativas, ambas estarán presentes siempre y lo más importante de todo: son necesarias.

Por supuesto, siempre se desea tener más emociones positivas que negativas. No es descabellado pensar que nadie quiere estar triste, molesto, angustiado, frustrado, desanimado y un largo etcétera de emociones negativas.

Necesitas gestionar las emociones

Debes aprender a gestionar las emociones, esto te ayudará a mantener un equilibrio y sobre todo, tu salud. Puede pensarse que estar feliz es el estado de ánimo perfecto, el estereotipo ideal para las personas en la actualidad. Menos cierto no es, sin embargo, no estar siempre feliz es algo malo. Siempre y cuando no se vaya al extremo.

El punto de este artículo, es que sepas cómo reconocer tus emociones negativas y transformarlas en positivas para sacarles el máximo provecho y usarlas como impulso para alcanzar todo lo que deseas.

Para ello, te mostraremos una lista con 9 tips para convertir tus emociones negativas en positivas. ¡Acompáñanos a conocerlos!

9 tips para reconocer tus emociones negativas y transformarlas en positivas

1. Medita con regularidad

Científicamente está comprobado que la meditación tiene efectos poderosos y muy efectivos para controlar no solo las emociones negativas, sino para mejorar tu estilo de vida. No confundas relajarte y fingir que nada ocurre con meditar con regularidad, respirar correctamente y darte un espacio.

La meditación te ayuda no solo a prevenir pensamientos negativos, es capaz de disminuir considerablemente la ansiedad cuando este tipo de emociones aparecen.

2. Detente, respira, recupérate y continúa

Si algo no es ilimitado es el autocontrol. Incluso, se podría llegar a decir que en cierto punto va disminuyendo cada vez más a un punto en el que es casi inexistente en muchos casos. Por eso, necesitas darte un descanso, respirar, recobrar fuerzas (y la paz mental) y solo así podrás seguir.

3. Recuerda tus virtudes y logros

Muchas veces se olvidan los puntos positivos de cada uno cuando algo malo ocurre. La reafirmación se puede decir que tiene el poder transformador de las emociones negativas.

Sí, no es broma. Una de las claves del control emocional está en la autoafirmación, ya que ayuda a bajar los niveles de ansiedad y estrés que causan este tipo de emociones ayudándote a comprender la situación desde otro punto de vista.

4. Piensa más allá, piensa en tu futuro

Tranquilo, no estamos diciendo que te conviertas en vidente, aunque no sería mala idea. ¿O sí? El caso está en que las emociones negativas pueden cegarte un poco frente a lo que está por venir. Recuerda que pensar en tu futuro ayudará a mantener o en su defecto, recuperar el autocontrol.

¿Realmente crees que estarás molesto o frustrado al día siguiente, o la próxima semana? Lo más probable es que no, las emociones se pueden contrarrestar si usas elementos opuestos. Aunque parezca una obviedad, muchas veces es fácil de olvidar.

5. Escribe a diario y desahógate

Puede parecer que es algo muy de adolecentes tener que escribir sobre tu día y de cómo te sientes, pero si te digo que es algo muy terapéutico, ¿lo harías? La escritura expresiva está centrada en plasmar con palabras tus pensamientos y sentimientos en determinado momento.

Está comprobado psicológicamente, que llevar una especie de registro sobre tu estado emocional, ayuda a que la frecuencia de emociones negativas se reduzca y comiences a sanar todos ellos.

6. Cada emoción tiene un motivo, solo encuéntralo

Más allá de desatar una ferviente lucha con tus pensamientos y saber cómo cambiar las emociones negativas a positivas, debes saber por qué ocurre. Ante todo, la honestidad contigo mismo. No te engañes, sé realista con el motivo, ese es el primer paso para cambiar lo negativo a positivo.

Luego, es importante que reconozcas lo que te ha afectado para que así puedas canalizar esas energías negativas y transformarlas en puntos positivos para seguir adelante y mejorar.

7. Sé paciente

Para convertir una emoción negativa a positiva se requiere tiempo, determinación y compromiso. Tómate tu tiempo, encuentra la solución, no te obsesiones con los malos pensamientos, enfoca todas tus fuerzas en la solución y no en el problema.

Intenta llevar tu vida con total normalidad, recuerda que precipitarse puede hacer que vayas en el sentido errado y terminamos cometiendo errores innecesarios que en lugar de ayudarte a mejorar, terminan empeorando tus emociones. ¿Es eso lo que realmente quieres?

8. Deja de presionarte y autocriticarte

Ciertamente la autocrítica es necesaria para comprender y reflexionar sobre lo que se está haciendo o dejando de hacer. Sin embargo, no debes llevarla al extremo. Debes dejar a un lado la presión de “debo sentirme bien hoy”. Como te hemos comentado, sé paciente.

Hay momentos en los que solo debes dejar de pensar, de analizar, de resolver e incluso, dejar de entender. Solo tendrás que limitarte a sentirte tal y como estás en ese momento, eso no significa que te estés dando por vencido, es que hay etapas que se deben vivir tal cual para sanarlas.

Posteriormente, podrás dejar a un lado todo eso y seguir adelante, más fuerte, con más energías y ganas que nunca. Solo date la oportunidad de poder sentir y mantén una actitud positiva.

9. Sigue lo que te de brinde paz

Por último, te recomendamos que te despegues de lo que no te aporta algo positivo, aléjate de los ambientes tóxicos, de las emociones que perturben tu tranquilidad mental y de las personas que dañen tu estabilidad emocional. Esto, sin duda, es uno de los mejores tips para reencontrarte contigo mismo.

¿Lo mejor de todo? Céntrate en lo que te apasiona, te motiva, te brinda algo positivo y sobre todo, que te de paz. Ese es el verdadero secreto para saber cómo cambiar las emociones negativas a positivas en tu vida sin fallar en el intento.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *