Clases Particulares Online

Cómo concentrarse para estudiar y memorizar rápido

Cómo concentrarse para estudiar y mejorizar rápido

¿Se te dificulta concentrarte en clases? ¿Te distraes con facilidad? ¿Quieres aprender a memorizar rápido? Si tus respuestas son positivas entonces este artículo es para ti.

En la actualidad, debido a los avances tecnológicos una persona promedio dispone de equipos que funcionan como distractores digitales a la hora de estudiar. El uso de smartphone, PS4 y consolas de videojuegos e incluso las redes sociales pueden influir de cierta manera en el buen desenvolvimiento escolar.

Si bien puedes disponer de un smartphone o acceso a internet a través de la computadora a la hora de estudiar; lo mejor será hacerlo cuando de verdad necesites sacar información que aporte valor al estudio.

En esta oportunidad aprenderás cómo concentrarte para estudiar rápido con trucos efectivos y así evitar que el nivel de atención disminuya. ¡Vamos a ello!

¿Por qué me cuesta tanto concentrarme a la hora de estudiar?

A pesar de que tu cerebro está en modo multifunción las 24 horas y en un día normal puedes hacer diferentes tareas. Estas actividades constantes impiden que cuando necesites “paz y tranquilidad” puedas concentrarte con facilidad. Ejemplo de ello: El vibrar del teléfono, el sonido de una notificación de Facebook ¿Quién se resiste a mirar?

Hay que ser conscientes y tener en cuenta que somos esclavos de la tecnología y que esto repercute negativamente en las notas que obtenemos, ya sea en el colegio o universidad. Entonces, más allá de preguntarte ¿Por qué me cuesta concentrarme? Pregúntate: ¿Qué me está distrayendo? o ¿Cuáles son mis prioridades?

Cómo concentrarse para estudiar y memorizar rápido

Tomando en cuenta que concentrarse es una de las cualidades más valiosa y que genera ventaja al momento presentar evaluaciones, redactar o preparar una exposición. Acá te mostramos algunos trucos de concentración para estudiar y memorizar rápido que no debes dejar pasar.

  1. 1. Duerme lo suficiente

Un cerebro y cuerpo cansado no es garantía de concentración. Lo recomendable es tomar una siesta o cumplir las 8 o 9 horas que necesita el cuerpo para restaurarse. El descanso hará que puedan fluir mejor las ideas.

  1. 2. Haz ejercicio

El ejercicio ha sido por mucho tiempo un método que influye en las actividades diarias de una persona. Salir a trotar cada mañana, elongar, jugar fútbol, o practicar yoga acelera el metabolismo, te llena de energía e incrementa los niveles de concentración.

  1. 3. Evita las preocupaciones

Aunque parezca una locura, pensar que debemos concentrarnos porque estamos distraídos genera un nivel de angustia que nos aleja de la meta de estudiar. Y más allá de lograr un avance entramos en un ciclo repetitivo.

Por esta razón te recomendamos que seas consciente de tus pensamientos y redirige tu cerebro a otra actividad más eficiente. Respira profundamente, toma una ducha refrescante o date un tiempo de al menos 5 minutos antes de continuar.

  1. 4. Aliméntate bien

¿Quién puede concentrarse y memorizar rápido con el estómago vacío? Una persona que ha desayunado bien, o ha cumplido con sus comidas e hidratación adecuada, sin duda, está en mejores condiciones de concentrarse para estudiar.

  1. 5. Busca un lugar cómodo

Ten en cuenta siempre un lugar a la hora de estudiar. Contar con un espacio amplio y en óptimas condiciones es clave al momento de memorizar o concentrarse para un examen.

Evalúa las condiciones, ergonómicas, aspectos higiénicos y de seguridad del sitio como: equipamientos, materiales, silla, mesa, iluminación, ventilación y más. Claro, esto puede variar según la personalidad de cada estudiante.

  1. 6. Apaga los dispositivos digitales

Es momento de desconectarse de agentes de distracción. Si no necesitas alguna información extra lo mejor será apagar cualquier dispositivo móvil, pc, Televisión e informar a familiares y amigos que vas a estudiar para evitar molestias. Si no haces esto es probable que seas interrumpido y perderás la secuencia de tus actividades.

  1. 7. Enfócate en una sola materia

No basta tomar los apuntes de clases, libros y estudiar, es necesario que te enfoques en una sola materia donde puedas cubrir todas las expectativas. Anota en un lugar cuales son los objetivos específicos para esa sesión de estudio y procura abarcarlos por completo.

  1. 8. No dejes todo para última hora

¿Quieres mejorar tus notas? Entonces procura organizarte en tus tareas, programa tus actividades diarias, si es posible deja notas o simplemente lleva una agenda o recordatorio de tus pendientes.

Evita que se acumulen los temas y “no estudies un día antes del examen”. ¿Por qué no debes estudiar un día antes? Porque tu cerebro no estará preparado para recibir tanto contenido en poco tiempo y tardarás más en asimilar la información. El resultado será un rendimiento académico negativo.

  1. 9. Intervalos de tiempo

Establece un horario de al menos 45 minutos para estudiar y aumenta los niveles de concentración descansando por intervalos cortos entre cada sesión. No debes forzar tus estudios pero tampoco abusar del descanso. Considera al menos 5-10 minutos y luego regresa. Te aseguro que con este truco podrás memorizar más rápido.

Administra mejor tú tiempo y desplaza tus pensamientos de la preocupación, hacia lo que deseas lograr, puedes emplear para ello las técnicas de Pomodoro.

  1. 10. Apóyate en compañeros

Muchas veces acompañado de personas que tengan el mismo interés que tú es de mucha utilidad, siempre que tu compañía esté igual de comprometida en concentrarse para estudiar y lograr tener unas buenas notas. Se aclaran las dudas entre varios e incluso se resuelven problemáticas con mayor facilidad.

La formación de equipos de trabajo es una pieza clave para alcanzar resultados en común en poco tiempo. Así que si tienes una actividad o examen de matemáticas muy difícil lo mejor será integrarte a un grupo.

Crea tu propia estructura de trabajo

Emplea la estrategia de concentración que mejor se adapte a tu estilo, escribe párrafos para memorizar, resalta puntos importantes con un color, lee en voz alta, explica con tus propias palabras e investiga de varios sitios para sacar las ideas principales.

Con estos trucos basadas en técnicas de estudio será fácil lograr concentrarse y memorizar rápido ya sea para una prueba, examen, solemne, proyecto, exposición, debate o cualquiera que sea la evaluación en la sala de clases.

Contáctanos, será cool =)!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *