Clases Particulares Online

Cómo automotivarse para estudiar en 10 pasos

En este artículo enseñaremos cómo automotivarte para estudiar en 10 pasos y contar con energía plena y entusiasmo a la hora de aprender. ¡Vamos por más!

Si eres de los que ya no tiene ánimo de ir a clases seguramente te encuentras en un estado de apatía. La apatía es aquella que impide realizar o participar en actividades externas; en pocas palabras te sientes desmotivado o desganado.

¿Cuál es el motivo de la falta de motivación para estudiar en niños, jóvenes y adultos?

Los motivos para tener este tipo de conductas son variados y pueden ser de origen intrínseco o internas,como por ejemplo: desagrado por el tema o la materia a estudiar.

También, puede ser causado por variables extrínsecas, como estar pasando por alguna situación que te impida concentrarte.

Independiente de la situación económica, familiar o social por la que estés pasando te decimos con fuerza y energía: ¡No te desanimes!.

Aunque suene cliché, recuerda que eres el arquitecto de tu propia vida, ¡Solo tú puedes configurar tu destino! Y haciéndole frente a las adversidades, es que tu podrás lograr las metas propuestas.

Si este es tú caso, detente a meditar y encuentra las principales razones para automotivarte para estudiar, ser más productivo y alcanzar el éxito.

¿Qué es la Motivación?

La Motivación es aquello que mueve al ser humano en la búsqueda de satisfacer sus necesidades (fisiológicas, de seguridad, sociales, de estima y de autorealización). Es un impulso interno, muy particular en cada individuo que lo empuja hacia el logro de una meta específica.

Pero, ¿Cómo puedes automotivarte para estudiar? Aquí te ofrecemos unos valiosos consejos que te ayudarán a alcanzar tus objetivos. Así que ¡Motívate a seguirlos!

Automotivarse para estudiar es posible y te lo contamos en 10 pasos:

1. Establece pequeñas metas:

Nada ganas con querer dominar todo un compendio de temas en poco tiempo. Detente un momento a pensar que es lo que necesitas dominar o aprender y has un plan de estudio.

Comienza desde el principio: de lo simple a lo complejo; no importa si crees que ya lo sabes. Si te acostumbras a establecer prioridades, ahorrarás tiempo y podrás planificar tu plan de acción para llevarlo a cabo exitosamente.

2. Elabora un plan de estudio y cúmplelo:

Un proverbio conocido reza que: “el hábito hace al monje”; si quieres tener éxito en tus estudios lo ideal es que planifiques el tiempo que dedicarás a ello. Establece un horario y proponte cumplirlo.

No estropees ni dejes que otras personas te saquen de tus objetivos. Si consigues mantener el hábito de estudiar todos los días, obtendrás tu recompensa como por ej. Conseguir buenas notas en los exámenes.

Y que mayor satisfacción que una buena calificación tras un pequeño esfuerzo, sin duda, eso te dará motivos para seguir avanzando en el logro de tus metas e impulsará una actitud positiva en el estudio.

3. Mantén tu Foco:

Es muy importante que concentres tu energía en función de la tarea que te has propuesto realizar. Si utilizas tu mente y atención, lograrás el objetivo. ¡Tú puedes mover montañas si así lo deseas! No mires hacia atrás y avanza hasta alcanzar tu meta.

4. Ten en cuenta tus limitaciones:

Tú te conoces mejor que cualquier otra persona, de modo que sabes lo que puedes y lo que no puedes hacer; Por eso te aconsejamos analizar cuando es posible realizar las tareas por tu cuenta y cuando pedir ayuda.

Pedir ayuda o apoyarte en compañeros es válido y es un excelente método de concentración para estudiar más rápido, sobre todo si no puedes disfrutar de las materias prácticas, como matemáticas por ejemplo.

Y si entiendes muy poco del tema o no te agrada el profesor, no dudes en salir de tu zona de confort y tomar clases particulares. Pero, dejar de estudiar solo porque no entendemos el tema empeorará en gran medida la situación y te hará sentir desmotivado para seguir estudiando, así que no dudes en buscar asesoría.

5. Utiliza los recursos adecuados:

Este es un punto importante que se debe considerar, ya que en ocasiones no se dispone de materiales o recursos eficientes que garanticen el éxito deseado. Por ejemplo: contar con medios tecnológicos como ordenadores con acceso a internet y fuentes bibliográficas donde puedas buscar información relacionada con el tema, te será de gran utilidad.

Igualmente puedes utilizar recursos físicos que mejoren tu capacidad de retención y comprensión como mapas mentales, conceptuales, resúmenes, notas, lluvia de ideas entre otros. Además de que son excelentes estrategias que pueden automotivarte para estudiar y mejorar el aprendizaje.

6. Haz cambios, si son necesarios:

Algo que está claro en esta vida son los cambios, pero muchas veces por permanecer en “nuestra zona de confort” tememos de emprender en otras cosas. Si pasado un tiempo, descubres que la carrera que estás estudiando no te satisface, te sientes apático, no es lo que pensabas que era, o sientes poca vocación para ello, entonces ¡renuncia! Sí, suena duro pero luego entenderás que es la mejor decisión.

Estudiar algo que no te inspira no solo hará que pierdas tiempo y recursos económicos, sino que lamentablemente te llenará de frustración. Si este es tu caso, ármate de valor y encamínate en búsqueda de lo que te guste realmente.

Claro está, debes estar seguro de la decisión que tomarás; retirarte hoy para luego reiniciar mañana solo hablará de lo indeciso que eres. No te acostumbres a cambiar constantemente sin persistir en tus objetivos.

7. Aprende siempre:

Estar abierto al aprendizaje te preparará para llevar el control sobre cualquier situación y te dará fuerza de voluntad para continuar. El conocimiento sobre cualquier tema te ayudará a manejar de forma segura “el timón del barco” de tu propia vida.

Adquirir nuevos conocimientos es una buena forma de automotivarse para estudiar, quizá en un par de letras consigas algo que cambie tu manera de ver las cosas.

8. Busca ayuda en un coaching:

Los coaching son asesores motivacionales que te proporcionarán herramientas para creer en ti, así como crecer y perfeccionarte en función de tus necesidades. No dudes en contactarnos. Te ayudaremos a encontrar motivos para lograr el éxito tanto personal como profesional.

9. Rodéate de gente exitosa:

“Dime con quién andas y te diré quién eres”. Si te relacionas con personas que piensan y actúan positivamente, seguramente te contagiarás de ellos. Aprovecha sus consejos y su apoyo; que sus historias y sus esfuerzos sirvan para automotivarte a la hora de estudiar.

10. Prémiate por los logros alcanzados:

Deja aflorar al niño que llevas dentro y otórgate un cariñito cada vez que logres algún objetivo, por pequeño que sea. Esto te hará sentir que lo estás haciendo bien. Regálate cosas que te agraden, un paseo a la playa o a cualquier lugar que te guste, ir al cine, cenar, bailar, en fin lo que te haga sentir recompensado por el logro obtenido.

Ahora bien, esperamos haberte motivado lo suficiente como para poner en práctica estos fabulosos consejos y recuerda que con metas claras, perseverancia, fe y dedicación se logra la excelencia. Así que ¡a estudiar se ha dicho!

¡Tú puedes, nosotros te apoyamos!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *