Clases Particulares Online

El rol de la motivación en un sistema educativo obsoleto

La educación no ha sabido adaptarse al actual y futuro mundo cambiante. Creo que se enseñan demasiadas cosas no sólo inútiles, sino con una perspectiva errónea, tanto en colegio como universidad, máster y demás etapas. La educación es el futuro del país y de las personas. Debería ser la prioridad número uno de Chile. Con la educación se consigue todo lo demás.

Empecemos desde temprano. El aprendizaje en las primeras etapas de vida e infancia modela físicamente el cerebro, crea hábitos de conducta y define el devenir de la vida de las personas. La educación, y cuanto más temprana más se nota el efecto, influye directamente en las tasas de criminalidad, de emprendimiento, en los sueldos medios del país, en la recaudación fiscal, en la elección de la pareja adecuada, en el consumo de drogas, etc, prácticamente en todas las decisiones que tomas en tu vida. Es increíble como muchos estudios demuestran que la formación y vivencias de una persona en edades tempranas afectan al resto de su vida de una manera directa.

La profesión más importante es ser una buena Madre y buen Padre. Y la segunda es ser un buen Profesor, un Pedagogo. Porque esto determina todo lo demás. Porque ello hará que crezcan grandes cirujanos, neurólogos, Ingenieros, científicos, deportistas o profesores de danza, con vidas satisfactorias y llenas de éxito personal y social. No es más que una consecuencia de lo primero.

Conforme vamos creciendo, nos encontramos con la educación académica, aquella que teóricamente nos forma como personas y nos prepara para el mundo laboral.

En primer lugar, como digo, debería ayudarnos a formarnos como personas, a ser críticos, a dudar de todo, a no caer en tópicos, a no ser un producto de consumo y a tener valores como persona. Desgraciadamente somos grandes productos de consumo, y es raro encontrar personas que se cuestionen todo, sean curiosas o tengan la capacidad de salir de su rutina diaria y pararse a pensar hacia dónde van.

En segundo lugar, claro, debe prepararnos para el mundo laboral. Prepararnos y mundo laboral, ambos en el sentido más amplio de la palabra. Creo que tanto en el colegio como universidad deberían adaptarse y dejar de funcionar igual que hace 50 años.

No puede ser que un alumno vaya obligado a escuchar cómo el profesor recita lo que está escrito en el libro. Las instituciones educativas deben enseñar a VIVIR en un mundo cambiante. Deberían enseñar inteligencia emocional, potenciar la creatividad y el trabajo en equipo, enseñar educación financiera, potenciar el desarrollo tecnológico, incentivar el emprendimiento…por citar algunas. El mundo ha cambiado, y parece que el sistema educativo aún no se ha enterado. El mundo ha cambiado y el sistema educativo debe reconocerlo.

Un informático debería saber crear una startup online al salir de la carrera. Un ingeniero mecánico debe saber leer un diagrama de piping e instrumentación y uno de administración de empresas debería montar al menos una empresa durante la carrera, de la misma forma que un economista debería saber hacer un análisis fundamental. Yo soy Ingeniero Comercial. Siempre me preocupé del colegio porque mi Madre me lo exigía, pero tengo que decir que el colegio me aburría enormemente, no entendía la utilidad de la mitad de las asignaturas. Y en las carrera, sigo pensando que la mayoría de las asignaturas no estaban bien enfocadas. No puede ser que un ingeniero energético al acabar la carrera no haya visto nunca una válvula o no sepa qué es la gestión de proyectos, aunque sepa resolver a mano y sin calculadora ecuaciones diferenciales de segundo grado. Igual que no puede ser que los profesores se jacten del número de personas que suspenden y no de las que aprueban. No puede ser que un pedagogo se aprenda de memoria teorías de aprendizaje y no sepa que ver tele con 2 años produce hiperactividad, de la misma manera que no acabo de comprender cómo es posible que todos los recién titulados de Chile no hablemos inglés de manera fluida. Algo no está bien.

Pero todo esto no es nada. Por encima de todo falla una cosa, y es la MOTIVACIÓN. El sistema educativo debería motivar. La motivación es el motor de la vida. Todo lo que hacemos está motivado por algo, por un fin que nos mueve, y cuanto mayor es la motivación, mejor hacemos las cosas y más persistentes somos. Encuentras en nuestro #BlogYoPuedo estrategias de para motivar a estudiantes www.clasesyopuedo.com/blog

La enseñanza no puede ser menos, no puede ser aburrida, porque entonces es imposible que consiga su objetivo. De hecho este debería ser el objetivo número uno de padres, profesores, profesores y políticos, porque, como decía al principio, todo lo demás vendrá como consecuencia.

Esta vez me he salido un poco de las temática típicas que caracteriza al blog, pero si te gustó el artículo, compártelo para que otros lo disfruten. Y si tienes una opinión al respecto, adelante, escríbela, tanto yo como la comunidad estamos interesados en tus comentarios!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *